sábado, marzo 17, 2007

LA ANUNCIACION,DE DA VINCI, EN TOKIO

El cuadro de Leonardo Da Vinci se encuentra ya en el Museo Nacional de la capital japonesa para una exposición temporal. Su salida de la Galeria Uffizi de Florencia provocó fuertes protestas en Italia.
La preciada pintura 'La Anunciación' de Leonardo da Vinci dejó el pasado 12 de marzo la Galería de los Uffici de Florencia por primera vez desde 1867 para ser trasladada a Japón, donde formará parte de la muestra 'La mente de Leonardo', que durará varios meses.
El cuadro, que fue pintado por Da Vinci entre 1473 y 1465, cuando el ilustre pintor sólo tenía unos 20 años, fue arrancado cuidadosamente de la pared de los Uffici a las 9.05 horas entre los flaxes de numerosos fotógrafos y periodistas, procedentes de todo el mundo, y ante la presencia de diversas autoridades y agentes de la brigada especial de la Policía que se dedica a la custodia de los bienes culturales.
El director del museo, Antonio Natali, no estuvo presente durante el acontecimiento, después de haber mostrado su rechazo al envío del valioso cuadro a la capital nipona debido al temor de que pueda sufrir daños durante el traslado.
Mientras, el senador del partido Forza Italiana, Paolo Amato, acudió a primera hora de la mañana bajo la amenaza de encadenarse a una de las columnas para manifestar su enfado con la decisión tomada.
De hecho, el tema ha desatado la polémica en Italia, donde los detractores del viaje aseguran que el cuadro corre el riesgo de sufrir daños irreparables durante el traslado al aeropuerto de Roma, que se realizará en camión, y el posterior viaje en avión.
Así, desde que la noticia salió a la luz, los más aguerridos defensores del arte iniciaron una campaña para impedir el viaje. Entre otras iniciativas, hicieron circular una carta, firmada por más de cien intelectuales y personalidades relevantes del mundo artístico, en la que manifestaban su oposición y pedían detener el préstamo.
Sin embargo, el cuadro, que es uno de los más representativos de la primera época de Da Vinci y está valorado en más de 100 millones de euros, será trasladado en condiciones de rigurosa seguridad, tanto para preservar su conservación como para impedir su hurto.